miércoles, 17 de enero de 2007

Arde La Revolución

Barrio La Revolución. El Estor, Izabal, Guatemala.
Enero 8 y 9, 2007. Parte IV de V.
Tema: Tierra / Minería


La mañana del 9 de Enero comenzó igual que la anterior: con una caravana mixta de policías federales y soldados, casi llegando a los 800 agentes, dirigiéndose hacia comunidades indígenas para desalojarles de lo que algunos consideran sus tierras ancestrales. Dichos territorios han sido concesionados por el gobierno a la Compañía Guatemalteca de Níkel (CGN), subsidiaria de Skye Resources Incorporated, empresa minera internacional con sede Canadiense.


Al llegar cerca del Barrio La Revolución, agentes federales comentaron que se esperaba un posible enfrentamiento armado contra los comunitarios. Por lo tanto, comandos especiales entraron sin anunciarse por el costado oriental de la comunidad, la cual se encontraba con un aparente abandono. Algunos observadores comentaron que estas acciones podrían ser provocativas, ya que el protocolo demanda que el fiscal entre primero y lea las órdenes de desalojo.


Sin embargo, residentes de la comunidad se concentraban en la choza comunitaria, localizada en la sección occidental de la aldea.


Vocero comunitario Abelino Ical (derecha), acompañado por Cesar Bol (segundo de la derecha), miembro de la Coordinación Nacional Indígena y Campesina (CONIC), se acercaron hacia las autoridades para informarles que los residentes del Barrio La Revolución saldrían pacíficamente.


Durante mencionados intercambios, empleados de la CGN comenzaron a quemar las viviendas que se encontraban en el sector oriental de la comunidad. Residentes rogaron que se detuvieran dichas acciones. Sin embargo, el fiscal Escobar respondió que como no se encontró con ningún lugareño en dicho sector, entregó el lote al abogado de la CGN, el cual ordenó la destrucción de viviendas. Después de varios minutos cruciales en los cuales se seguían quemando viviendas, el fiscal finalmente pidió que se retiraran los empleados de la CGN, y prometió que se rembolsaría el costo de los materiales destruidos.


Empleados de la CGN, los cuales pertenecen al vecino poblado de Mariscos, se pintaron la cara de negro durante la quemaza de viviendas, lo cual se analiza como una táctica de intimidación o provocación.


Mientras las llamas consumía viviendas...


Don Francisco Tiul Tut lloraba: “Estoy triste por que se quemó mi casita.”


Minutos después, decenas de soldados entraron en la comunidad y tomaron posiciones en el perímetro.


Se debe notar que dentro de los acuerdos de Paz que terminaron los 36 años de conflicto interno resalta la abolición del uso de fuerzas armadas no policíacas en contra de la población guatemalteca. Al igual, un número de soldados permanecen dentro de las instalaciones del Proyecto Fénix. Estos actos se pueden considerar violaciones de los acuerdos de 1996.


En esta fotografía tomada el 19 de Diciembre, 2006, Don Alfonso y su esposa sonríen en frente de su pequeña vivienda (ver foto-reportajes previos sobre el Barrio La Revolución).


Aquí se aprecian los restos de lo que fue dicha vivienda.


A pesar de la destrucción, Don Alfonso regresa para recoger algún escombro rescatable. Alfonso levanta una lámina que sirvió como techo.


Como última petición, residentes del Barrio La Revolución pidieron que se respetaran sus cultivos los cuales serían recogidos durante las siguientes semanas. La petición fue negada por el fiscal.


Al perder su casa y fuente alientaria, algunos comunitarios se retiraron lentamente.


Sin embargo, un número de jóvenes comunitarios piensan en recuperar lo perdido: “Nuestros padres nacieron aquí y fueron desalojados en los años 60. ¡Estas tierras nos pertenecen!”


Foto de lo que fue la entrada al Barrio La Revolución. El letrero en el árbol lee: “CONIC continúa la lucha Maya.”


English version click here.
En Japonés: 日本語で

3 comentarios:

Don Serge dijo...

Me duele el alma
me sangra la identidad
me asfixia la impotencia

Carlos dijo...

Vientos Carnal que buen traBAJO, TU SI ERES UN REPORTERO HONESTO Y COMPROMETIDO. Voy a mandar esta info a cuanta gente se pueda, auqneu comparto con el colega el sentimeinto d eimpitnecia al no quedarnos callados esyttyam,os ayudando !

Julien dijo...

Que fuertes esas imagenes... Parece que el gobierno se cree que la guerra no se acabo todavia...

Gracias por sus fotos,
Julien, desde El Salvador